Instituto Europeo de Biomedicina

Tratamientos para reforzar las defensas

Posted in Cómo reforzar el sistema inmune by noticiasdeobesidad on agosto 27, 2010

En este programa del +Vivir de Intereconomía el Director del Instituto Europeo de Biomedicina (IEB), Dr. José Francisco Tinao, presenta un tratamiento para aliviar las alergias del tipo respiratorias, dermatológicas e intestinales, entre otras. Se trata de un tratamiento innovador que utiliza los recursos de la medicina integrativa. Mediante un análisis global, se estudia también el terreno del paciente y los factores de su entrono inmediato que influyen sobre la aparición de estas alergias. Tras determinarlas, se estudia de qué modo estos factores y sus consecuencias se puedan modificar para evitar los síntomas de alergias. Para más información, ver el video.

***

La ozonoterapia es una excelente técnica que se utiliza en el Instituto Europeo de Biomedicina con el fin de reforzar el sistema inmune. Como se observa en el video, el paciente se sumerge en una burbuja de ozono, totalmente hermética, quedando solo la cabeza fuera. Recibe la terapia con un incremento de la presión, a través de la piel. “Es una versión del tratamiento menos invasiva y se realiza sin necesidad de pinchar al paciente”, señala Rubén Bravo, técnico de Bioresonancia del IEB.

***

A menudo, algunas alergias respiratorias se confunden con otras enfermedades, como son el bronquitis o el asma. Según el Dr. José Francisco Tinao del IEB, “es muy importante tener una visión global y positiva ante cualquier enfermedad crónica, no sólo acudir a un especialista médico, sino reforzar el sistema inmune, vigilar la alimentación y asegurar un medio ambiente adecuado en el hogar”. Para más información, ver el video.

***

El asma que aparece en la temprana edad a menudo representa un grave obstáculo para el niño y le impide llevar una vida diaria normal. La sensación frecuente de “ahogarse” está acompañada por cansancio y múltiples dificultades a la hora de realizar cualquier actividad física o simplemente reír. La madre de Daniel, de 7 años de edad, cuenta ante las cámaras cómo su hijo ha mejorado tras someterse a un innovador tratamiento del Instituto Europeo de Biomedicina. Para ver todo el testimonio, ver video.

La mayoría de los jóvenes desconoce cómo prevenir el cáncer de piel

Posted in Prevención del cáncer de piel by noticiasdeobesidad on junio 8, 2010

Con el motivo del Día Europeo para la Prevención del Cáncer de Piel que se celebra este domingo, 13 de junio, el Instituto Europeo de Biomedicina (IEB) inicia una campaña informativa de cara a la población. Según las estadísticas, la mayoría de los jóvenes desconocen, o a menudo olvidan, cómo protegerse de esta enfermedad. Se ofrece, a continuación, una guía práctica que abarca en tres apartados –de antes, mientras y después de la exposición solar– consejos, tratamientos médicos y productos naturales, que son de gran ayuda para conseguir un bronceado conforme, sin necesidad de correr riesgos. 

Sabían que …

  • Cada año en España se registran más de 3.200 nuevos casos de Cáncer de Piel, entre un 60% y 90% producidos por la exposición solar, según la Sociedad Española de Medicina General. 
  • Una de cada 60 personas en el país desarrolla Cáncer de Piel a causa de una incorrecta exposición al sol, siendo más afectados los jóvenes, según la Asociación de Dermatología de España. 
  • En los últimos 20 años la tasa de melanoma, el más grave de los tumores de piel, se ha multiplicado por 10, evidenciando los estudios epidemiológicos sobre la exposición incorrecta al sol, según la Academia Española de Dermatología y Veneorología.

GUÍA PRÁCTICA PARA TOMAR EL SOL
Consejos y precauciones antes de la exposición solar

1. Revisión médica anual
Es sencillo y nos puede salvar de muchos disgustos. Es recomendable que una vez al año su médico o dermatólogo verifique la presencia de lesiones o lunares que puedan malignizarse. Para poder tomar medidas de precaución, es necesario saber qué tipo y fototipo de piel se tiene.
Hoy en día existe aparatología que permite determinar el estado de la piel del paciente en niveles de elasticidad, queratina, porosidad, sebo, o arrugas, permitiendo una evaluación inicial y posteriores comparativas. Mediante un sistema evaluador dérmico se pueden determinar estos parámetros a través de sondas de imagen y analizadores individuales conectados a un potente software. ”Determinar estos parámetros es imprescindible para evaluar el estado de la piel frente a la exposición prolongada del sol. Muchas veces multi vitamínicos específicos que mejoran la calidad de estos factores, una dieta rica en determinadas frutas y verduras, y saber seleccionar la crema adecuada, nos puede proteger frente a la severidad del sol, e incluso nos puede ayudar a conseguir un moreno más vistoso y prolongado”, resumen los especialistas del IEB.

2. Cuidados sencillos de la piel
Limpiar la piel e hidratarla habitualmente.

3. Dieta rica en vegetales y frutas
Por su alto contenido en vitaminas y antioxidantes, preferiblemente sin cocinar, ya que al someterlas a altas temperaturas suele eliminar o reducir sus propiedades. Deben eliminar de la dieta los alimentos preparados, los fritos, azúcares saturados y bollería industrial. Las proteínas de “alta calidad” son muy importantes, especialmente las que se encuentran en los pescados azules, por su alto aporte en Omega3, cuando se elaboran a la plancha, al vapor o al horno. El aceite de oliva extra es muy adecuado y beneficioso para nuestro organismo, siempre y cuando no se ingiera en exceso, entre una y dos cucharadas soperas.

4. Los oligoelementos
El calcio, el zinc y otros oligoelementos facilitan la protección de la piel.

5. Grandes amigos del cáncer y el envejecimiento prematuro: tabaco y alcohol
Reducir el consumo de tabaco (nunca superar los 5 cigarrillos diarios), y beber alcohol moderadamente (un vaso de vino o una cerveza al día). El consumo de agua debe situarse entre 2 y 2,5 litros al día para mantener un nivel de hidratación corporal óptimo.

6. Pregunte a su farmacéutico
En el mercado existen productos específicos y contrastados que preparan la piel para la exposición solar. La mayoría de estos tratamientos se venden en farmacias y deben comenzarse por lo menos dos meses antes de las exposiciones solares.

Tomando el sol

1. Cuidado entre las 11:00h y las 16:00h
La luz del sol produce varios espectros de luz, de los cuales nos tiene que preocupar los rayos ultravioleta (UVA y UVB), ya que son estos los que activan los cambios celulares que predisponen la piel a padecer un posible cáncer.
Entre las 11 de la mañana y las 16h aproximadamente, esta radiación tiene mayor intensidad y agresividad, por lo que o bien deberemos evitarlas, o bien habrá que extremar las precauciones.
Especialmente cuidado con proteger adecuadamente los ojos, pues cada vez más aparecen lesiones oculares de repercusión a largo plazo por culpa de un descuido con el sol, como las cataratas o lesiones similares. Utilizar gafas protectoras homologadas.

2. Tomar el sol de forma progresiva
El primer día de exposición al sol, no debería superar los 15 minutos, pues probablemente quemaremos la piel. Esto no sólo supone las molestias habituales, sino una aceleración de su envejecimiento y un aumento innecesario de la predisposición al cáncer de piel.

La mejor forma de tomar el sol, y alcanzar el moreno de piel deseado sería de forma progresiva, aumentando 10 minutos cada día la exposición al mismo, para dar tiempo a la piel a aumentar su mecanismo de defensa, que es el bronceado. Aproximadamente entre los 9 y 10 días, la piel estará preparada para aguantar exposiciones más prolongadas sin problemas, siempre y cuando evitemos los peligrosos rayos del medio día. Los tipos de piel son un factor decisivo a la hora de seguir estas instrucciones indicadas para un tipo de piel media, y aquellos de piel muy clara, o pelirrojos, deberían extremar aún más sus precauciones.

3. Escoger bien el Factor de Protección adecuado
El objetivo de los factores de protección es aumentar el tiempo de exposición al sol disminuyendo el riesgo, pero no anulándolo. Es importante saber que el factor de protección debe aplicarse sobre la piel 45 minutos antes de comenzar la exposición al sol, pues es lo que tarda en activarse su efecto de protección. Aunque se trate de protectores solares “resistentes al agua”, es obligado aplicarlos con frecuencia, pues el sudor y el agua los eliminan rápidamente o reducen su eficacia.

Para escoger el factor de protección que más nos convenga hay que tener en cuenta que el factor de protección que indica en el envase nos hace referencia a los minutos que podemos estar expuestos al sol, por lo que un factor 20 nos dará 20 minutos de protección.

Un buen protector solar es indispensable, incluso en invierno. Fíjese en las indicaciones del fabricante, en su Factor de Protección Solar (FDS) y en su Factor de Protección Ambiental (EPS). Busque una crema buena, su piel y la de sus hijos está en juego.

4. Niños, mujeres embarazadas y personas mayores
Se debería intentar evitar por todos los medios, que un bebe no recibiera exposición al sol, al menos hasta cumplidos los 6 meses de edad. A partir de ahí y hasta los tres años es importante extremar las precauciones.
La exposición al sol con moderación y control es muy beneficiosa para las personas mayores, pues activa la vitamina D. Pero deberán tener mucho cuidado de exponerse a un bronceado intenso o quemaduras, pues con la edad la radiación solar se acumula y los riesgos de cáncer aumentan exponencialmente.
Si se puede evitar la exposición al sol durante el embarazo mucho mejor, por que se corre el riesgo de que aparezcan manchas en la piel o cloasmas. Estas sobre todo suelen aparecer en la cara y manos, y muchas veces no desaparecen concluido el embarazo.
Por otro lado, los niños y los ancianos deben protegerse especialmente y consumir sales minerales y abundante agua, evitando la deshidratación y los golpes de calor. Mojarse continuamente la cabeza para evitar mareos e insolaciones. Es importante no tomarse estas indicaciones a la ligera pues todos los años se dan casos de mortalidad por estas causas.

5. After Sun (después del Sol)
Aquellas personas que mantienen “el moreno” todo el año ya sea por cabinas solares o exposición continua, deberán prestar especial atención a este punto. Existen varios productos y tratamientos que combaten directamente el envejecimiento cutáneo de la piel producido por la exposición solar u otros factores ambientales.

Baños de Ozono
Son de sumo beneficio para la piel. Utilizando vapor, se distribuyen moléculas de ozono por todo el cuerpo a través del flujo sanguíneo. Sus propiedades de limpieza, regeneración y mejora cutánea son indiscutibles. Ayuda contra el envejecimiento de la dermis y alarga los efectos estéticos de la exposición solar.

Cremas regeneradoras
Se aconseja utilizar cremas emolientes o regeneradoras contrastadas. El uso de geles o productos constituidos a base de rosa de mosqueta o aloe vera, entre otros, son recomendables como hidratantes y reparadores naturales.

Productos Fitoterápicos
Existen numerosas plantas que protegen la piel y se usan como medidas complementarias. Podremos encontrar en el herbolario ungüentos y productos a base de bardana, pensamientos, borraja, onagra, semillas de uva o extracto de té verde.

Después de tomar el sol

1. Revisión Médica o dermatológica
Es recomendable realizar la revisión dermatológica anual al final del verano para así detectar las posibles lesiones premalignas y poder hacer un diagnóstico precoz.

2. Aplicación de un tratamiento específico antiaging orientado al fotoenvejecimiento
En el Instituto Europeo de Biomedicina, además de los productos y tratamientos enumerados en el punto 5. After Sun, recomendamos como medida preventiva antiaging:

– Un plan nutricional basado en frutas, verduras y pescados azules, más 2l de agua al día.

– Uso de Antioxidantes y Vitaminas. El consumo de estos debe realizarse bajo supervisión profesional, pues realizarlo de forma inadecuada podría producir más daños que beneficios. Los Betacarotenos, la Vitamina E y la Vitamina C son muy recomendables, ya sea aplicados de forma tópica o como nutracéuticos.

–  Uso de Alfahidroxiácidos (AHA). Están contrastados sus beneficios en pieles alteradas y envejecidas. Tanto los Alfahidroxiácidos como los Polihidroxiácidos aceleran la renovación celular, incrementan la firmeza y la formación del colágeno dérmico, así como incrementan la hidratación de la piel.

Las zonas más sensibles –entrando en este grupo cicatrices, manchas cutáneas, melasmas, los labios, las cejas y párpados, los pliegues como rodillas o codos–exigen tratamientos específicos por su alto grado de sensibilidad a la acción solar y el envejecimiento. El ácido hialurónico micromolecular utilizado por la Tecnología Bionic, la mesoterapia a base de vitaminas y productos regenerantes consiguen efectos más que satisfactorios. 

Mil y una formas de combatir la alergia

Posted in Uncategorized by noticiasdeobesidad on marzo 31, 2010

· Fármacos, vacunas, llevar gafas de sol, evitar parques, usar humidificadores,  la homeopatía…
· Incluso existe la posibilidad de intentarlo con terapias alternativas, como la ozonoterapia, la magnetoterapia  y la dieta.

El paciente se sumerge en una burbuja de ozono, totalmente hermética, quedando solo la cabeza fuera. Recibe la terapia con un incremento de la presión, a través de la piel.

Se calcula que aproximadamente un 20% de la población es alérgica al polen. Además, esta primavera según los expertos será especialmente dura con ellos debido a las numerosas lluvias invernales.
Hay una serie de medidas ampliamente conocidas para intentar paliar sus efectos. Son  mantener cerradas las ventanas de las casas y los lugares de trabajo, evitar los parques, jardines y bosques, usar humidificadores y acondicionadores de aire con filtro de polen, huir de los ambientes cargados de humo –que puede agravar la alergia– y de los cambios bruscos de temperaturas o las corrientes de aire frío.
Las personas con más propensión a padecer alergia primaveral también deben utilizar gafas de sol e incluso mascarillas para proteger sus ojos y mucosas nasales del polen.
Además en el mercado hay una amplia oferta de descongestionantes nasales, colirios para el picor de ojos y especialmente antihistamínicos.
Estos fármacos se pueden obtener sin necesidad de una receta médica y pero hay que tomarlos con cuidado, siguiendo los consejos del farmacéutico y durante un periodo de tiempo corto.  Lo ideal es acudir a un médico especialista que controle el tratamiento.
Según Tomás Chivato, jefe clínico del Servicio de Alergia del Hospital Central de la Defensa ‘Gómez Ulla’ de Madrid y presidente de la SEAIC, la medicación debe tomarse una o dos semanas antes de que se inicie la primavera para que resulte más eficaz.
También existe la posibilidad de vacunarse, aunque no es una medida muy popular:  sólo un 10% de los alérgicos se vacuna pese a que los expertos aseguran que la inmunoterapia es el único tratamiento etiológico que puede modificar la evolución de la enfermedad.
Tampoco podemos olvidar a la discutida homeopatía o el control de la dieta, eliminando determinados alimentos y potenciando el consumo de aquellos que refuerzan el sistema inmune. Una de las muchas virtudes de la dieta mediterránea es que previene las alergias.
Y no acaba ahí la cosa.  En el Instituto Europeo de Biomedicina (IEB) apuestan por una serie de tratamientos ( no menos discutidos que la homeopatía) que utilizan tecnología de última generación, como la  bioresonancia, la magnetoterapia o la ozonoterapia para reforzar las defensas y reducir los síntomas.
“Nuestro cuerpo se haya continuamente agredido por una multitud de agentes tóxicos y dañinos, tanto en el ámbito interno como medioambiental, poniendo a prueba constante a nuestro sistema inmune”, recalca el doctor José Francisco Tinao del IEB.
· Las sesiones de bioresonancia ayudan contra el cansancio constante y acumulado. Este sistema electrónico permite detectar determinadas frecuencias biomagnéticas del paciente y también, a nivel terapéutico, administrárselas
· Para la ozonoterapia el paciente se sumerge en una burbuja de ozono, totalmente hermética, quedando solo la cabeza fuera. Recibe la terapia con un incremento de la presión, a través de la piel.
· Magnetoterapia combinada con técnicas de relajación. El paciente, además de estar recibiendo puntualmente los olenoides, es decir, los campos magnéticos, está recibiendo estímulos relajantes.

Publicado en 20 minutos
http://www.20minutos.es/noticia/659780/0/alergias/nuevos/tratamientos/

La Biomedicina ayuda contra las alergias

Posted in Alergias y migrañas by noticiasdeobesidad on marzo 26, 2010

En primavera bajan las defensas y se podría producir la reactivación de algunos virus, además del incremento de los ataques de migraña y de las alergias

Se estima que un 20 por ciento de la población es intolerante o alérgica a alguna sustancia –pólenes, polvo, alimentos, hongos– y con la llegada de la primavera es cuando más lo notamos. El organismo reacciona con una hipersensibilidad a la presencia de los alérgenos y en consecuencia nos encontramos con una serie de síntomas poco deseables: lagrimeo, picor en los ojos, descenso de la presión arterial y, en algunos casos, dificultad respiratoria.

”Nuestro cuerpo se haya continuamente agredido por una multitud de agentes tóxicos y dañinos, tanto en el ámbito interno como medioambiental, poniendo a prueba constante a nuestro sistema inmune”, recalca el doctor José Francisco Tinao del Instituto Europeo de Biomedicina (IEB). El estrés, los tratamientos inadecuados de antibióticos y las situaciones emocionales difíciles debilitan nuestras defensas, permitiendo a bacterias, alérgenos y virus actuar. Las consecuencias, las hemos padecido todos alguna vez, desde dolores articulares, fiebre, picores, cansancio y malestar general, moqueo continuo, hasta asma crónico, gastroenteritis continuas, crisis respiratorias, o incluso un problema grave auto-inmune. “Además, en primavera los pacientes reportan un incremento significativo de sus ataques de migraña, debido al aumento de las temperaturas”, añade el facultativo.

Desde el IEB estamos implantando en España otra forma de hacer medicina interna, que en otros países ya está siendo desarrollada: la medicina integrativa. El envejecimiento de la población y las enfermedades crónicas obligan a realizar un tipo de intervención mucho más global, abordando los aspectos generales y no sólo los específicos. Este nuevo modelo se basa en la bioquímica del organismo y apuesta por una serie de tratamientos que utilizan tecnología de última generación, como la  bioresonancia, la magnetoterapia o la ozonoterapia. No obstante, en algunos casos los facultativos acuden también a remedios tradicionales, como la homeopatía, o el monitoring psicológico y dietético.    

Los pacientes que acuden al IEB demandan una mejora de su situación y control de los síntomas en patologías crónicas. “En este sentido, estudiamos desde cuadros inflamatorios, como la artritis reumatoide, enfermedades intestinales y problemas endocrinos, hasta el hipotiroidismo o enfermedades neurodegenerativas”, resume el especialista en Medicina Biológica y Antienvejecimiento.  

Los pacientes que padecen fatiga crónica y se quejan que se sienten muy dejados en este campo en cuanto a medicamentos y remedios para apalear el mal. “Es necesario hacer un diagnóstico exacto para comprobar cómo se encuentran los aspectos inmunológicos, las reactivaciones de los virus del tipo epstein-barr o citomegalovirus –ambos de la familia del virus del herpes que provoca yagas en la boca–, o determinar la causa de los desajustes metabólicos, en algunos casos de intestino irritable”, explica el doctor José Francisco Tinao.

La fatiga crónica se caracteriza con un sistema inmunológico muy bajo y, a veces, se acompaña por la presencia de virus. Las sesiones de bioresonancia ayudan contra el cansancio constante y acumulado. Este sistema electrónico permite detectar determinadas frecuencias biomagnéticas del paciente y también, a nivel terapéutico, administrárselas para estimular determinadas partes del cuerpo y que éste reaccione. 
”Hay que recalcar que estos pacientes vienen con una psicoadaptación muy fuerte”, afirma Carmen Arribas, directora del IEB. “Ellos mismos reconocen que hasta que no han empezado de restablecer su salud, no eran concientes del mal que se encontraban”, añade.

Todas las neurodegenopatías tienen una base común: la degeneración celular por falta de antioxidantes. En este sentido, es muy beneficioso para el paciente tomar antioxidantes a dosis importantes, bajo un control médico y tener una alimentación rica en antioxidantes, consumir las frutas y las verduras en estado crudo.

Tratamientos que ayudan reforzar las defensas en primavera

Monitoring dietético. Las personas que tienen una descomposición frecuente disbiosis intestinal. Se trata de un desequilibrio de la flora intestinal provocado por cambios dietéticos y que puede ser desencadenante de estreñimiento o del síndrome del intestino irritable. En este caso es preciso prescindir de los dulces, los fritos y las harinas refinadas. Se recomienda consumir más verduras y proteínas, tomar un desayuno adecuado y omega 3 (por lo menos 3 al día), suplantar las ensaladas por la noche con caldos de verduras y evitar la leche.

Ozonoterapia. El paciente se sumerge en una burbuja de ozono, totalmente hermética, quedando solo la cabeza fuera. Recibe la terapia con un incremento de la presión, a través de la piel. Es una versión de la terapia menos invasiva, sin la necesidad de pinchar al paciente.

Magnetoterapia. En el IEB este tratamiento se combina con relajación. El paciente, además de estar recibiendo puntualmente los olenoides, es decir, los campos magnéticos, está recibiendo una relajación vista a través de una pantalla, con imágenes muy suaves y escuchando una música muy relajante, con una serie de instrucciones realizadas por un monitor que ayudan relajar voluntariamente las diferentes zonas del cuerpo. Gracias a esta técnica, el dolor se mitiga en mucho menos sesiones. Es un tratamiento no invasivo, no conlleva efectos secundarios y se puede utilizar potencialmente por todo el mundo.